20 de febrero de 2010

Plush - Three-Quarters Blind Eyes



Me parece que Liam Hayes (Plush) graba sus canciones para sí mismo. Hay himnos hechos para ser repetidos por millones; Give peace a chance de John Lennon es un ejemplo. En comparación, Three-Quarters Blind Eyes es un monólogo. Uno que recuerda los mejores momentos de la carrera como solista de George Harrison, el beatle más introspectivo, algún tema de Todd Rundgren o Burt Bacharach.

Tanto la estética como el sonido de Hayes parecen tomados de la década del setenta como él la imaginó: sofisticada, grandilocuente y quizá un poco ridícula. Es hijo de otros días. Pero sería un error pensar que nació en la década equivocada, porque su nostalgia no es por una época pasada, sino por una inventada; una ficción con visos de pasado. Ese, creo, es el monólogo de sus canciones, diferentes de todo lo grabado en los setenta o en los noventa.

1 comentario:

Andrés dijo...

Qué jodida buena canción.