4 de junio de 2009

The Knife - Heartbeats

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/1/12/TheKnifeDeepCuts.jpg

La música electrónica se suele asociar con automatismo y frialdad. Tal vez por eso, el ejercicio de un Dj está basado sobre la repetición de beats con variaciones mínimas, a veces durante horas. Los sonidos electrónicos están programados, basta presionar una tecla para reproducirlos exatamente igual, a diferencia del rasgueo de una guitarra o el punch de una batería, que siempre dependen del error humano, de pequeños matices casi imperceptibles que les dan un color especial e irrepetible, un estilo inimitable a cada interprete.

Por supuesto, hablo a un nivel general; es evidente que hay innumerables ejemplos para sostener que la electrónica también puede ser emocional. De estos ejemplos, uno de mis favoritos es Heartbeats de The Knife. Dudo que este tema, además de la voz, tenga un sólo instrumento no programado, sin embargo, se siente como una balada, una súplica tal vez, tan conmovedora como cualquier blues. Por lo menos así me parece. Y me parece también un excelente argumento para sostener que cuando a emoción se refiere, las herramientas son lo de menos.

3 comentarios:

carlo guillot dijo...

¿Has oido la versión que hace el sueco José González? Es genial.

Gabriel V dijo...

Claro, es excelente; una muestra que por encima de los arreglos, la melodía es fantástica aunque sea tocada en acústico.

Andrés dijo...

Cuando se trata de la emoción...