18 de julio de 2010

Sam Cooke - Good times



















En 1964, Sam Cooke murió de un tiro disparado por una mujer en circunstancias inciertas. El hecho ocurrió en un motel. Ella afirma que fue llevada al lugar contra su voluntad y actuó en defensa propia para evitar una violación, pero algunos meses después fue capturada por prostitución. Parece posible que ella hubiera querido robarlo y disparó cuando él reaccionó.

Sam Cooke grabó Good times poco antes de morir. Es una canción dedicada a los buenos momentos; invita a arrellanarse en los instantes felices, porque no abundan. No tiene que ver con su muerte ni anuncia absolutamente nada; es la expresión de un estado de alegría, pasajero y tan incompatible con la tragedia que la hace parecer ilógica. Hay algo fundamentalmente absurdo con la vida, porque uno no puede componer una canción así y morir de un disparo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Nice dispatch and this mail helped me alot in my college assignement. Say thank you you seeking your information.

Andrés dijo...

Qué jodida conclusión la de esta entrada. Borges diría: "La historia universal abunda en ejemplos como éste"