17 de abril de 2010

The Coral - Late afternoon



Decía Shopenhauer: "Una sinfonía de Beethoven nos descubre un orden maravilloso bajo un desorden aparente. Es como un combate encarnizado que un instante después se resuelve en un hermoso acorde. Es una imagen fiel y cabal de la esencia de este mundo, que rueda a través del espacio, sin premura y sin descanso, en un tumulto de formas sin número que se desvanecen sin cesar. Pero al mismo tiempo, a través de la sinfonía, hablan todas las pasiones y todas las emociones humanas: alegría, tristeza, amor, odio, espanto, esperanza, con matices infinitos y, sin embargo, enteramente abstractos, sin nada que los distinga unos de otros con claridad. Es una forma sin materia, como un mundo de espíritus aéreos"

Sospecho que el temperamento adusto de Shopenhauer despreciaría a The Coral. Nada en ellos se parece a Beethoven. Pero no dejo de pensar que la melodía cadenciosa de "Late afternoon", la voz susurrada, la guitarra apenas rozada, la suave percusión, la dulce visión sobre el tedio, pueden comprender tantos matices como una sinfonía. Pero quizá haya que escuchar un poco más a Beethoven alguna vez. Qué sé yo.

1 comentario:

Andrés dijo...

Había que esperar a un domingo triste y de lluvia para aprehender finalmente esta canción.