2 de octubre de 2009

Breve historia de la canción breve

Existe poca documentación acerca de las minicanciones, los temas que apenas superan el minuto y medio. La que sigue es una breve historia en cinco momentos memorables de un género injustamente olvidado.

Quizá la banda precursora de la canción breve haya sido The Beatles con su disco "Abbey Road". La cara dos del vinilo de este álbum está integrada por once temas cortos, incompletos y grabados con maestría. En cada uno se perciben semillas que de crecer se habrían convertido en clásicos, pero al dejarlas en ese estado primario, el cuarteto de Liverpool demuestra su respeto por la teoría del iceberg de Hemingway. Con las voces como fundamento, Carry that weight es una de las muestras más destacables.

En los setenta, similar fue la aproximación de Neil Young en su tema Till the morning comes. Escúchese cómo desarrolla en pocas notas de piano una melodía sencilla y la única línea "I'm gonna give you 'till the morning comes". Su final es fácil; desvanece el tema al silencio con un fade out, pero sospecho que la melodía sigue resonando en la cabeza del escucha.

The Ramones renegaron contra la idea popular que una minicanción debía ser principalmente acústica. Ellos recordaron que toda buena brevedad es intensa, y así lo demostraron en un ruidoso disco debut que no superó los treinta minutos. Now I wanna sniff some glue da testimonio y alarga su sombra por los ochenta.

Ya en los noventa, con Mr. Zebra, Tori Amos vuelve a las melodías sencillas, casi pueriles, y al piano juguetón que recuerda al de Neil Young. Su aporte, me parece, no es formal sino estético.

En el 2007, The Apples in Stereo se aprovechan del vocoder con el tema Joanie don't worry. Su simpleza musical y el predominio de la voz parecen un regreso al tema citado de The Beatles "Carry that weight". Toda historia es circular y todos los temas breves hacen parte de una misma canción, una mucho más extensa que se toca siempre en alguna parte.

2 comentarios:

Anónima dijo...

pues si, esas canciones parece que no se acabaran, si uno las pusiera en un repeat de pronto no se notaria mucho cuando acaben

pero me dan la sensasion de algo vacio o sin sentido.

Gabriel V dijo...

Tal vez sea esa sensación de suspenso, como que son buenas melodías que apenas quedan esbozadas y acaban antes de desarrollarse...